Avisar de contenido inadecuado

“En estos años, el Dúo Salteño logró lo más importante, que fue llegar a la gente joven

{
}
Lunes 14 de Junio de 2010    Espectáculos   MERCEDES MOSCA,   El Tribuno
 
 http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/634000/633528/633528-259518.jpg
 

“Chacho” Echenique fue la primera voz de uno de los conjuntos que marcó un hito en la historia de la música popular argentina: el Dúo Salteño. Junto a su segunda voz e inolvidable amigo, Patricio Jiménez, logró la combinación perfecta entre música y poesía, acompañada de una peculiar armonía entre sus voces. Sus canciones son el reflejo de los paisajes, los sentimientos y la cultura del norte, pero, sobre todo, ambos fueron escuchados y admirados por tres generaciones.
A siete meses de la partida de Patricio, su compañero, “Chacho” Echenique siente ganas de volver a los escenarios para homenajear al Dúo Salteño, llevar adelante un proyecto como solista y darle a la gente joven un espacio para mostrarse. En una entrevista con El Tribuno, el intérprete y compositor recordó sus años como integrante del Dúo Salteño y habló de sus expectativas para el futuro. 


¿A siete meses del fallecimiento de su compañero y amigo, Patricio Jiménez, ¿cómo se siente “Chacho” Echenique hoy?

En todo este tiempo me costó mucho superar el vacío que dejó Patricio después de tantos años de lucha, pero hoy sé que él sigue conmigo, que me acompaña y me anima a seguir adelante con esto que es mi vida: la música. Necesite tomarme mi tiempo para tener de nuevo la iniciativa y las fuerzas de resurgir como solista. Siento que tengo que volver a cantar y a buscar el espacio que necesito para concretar mis proyectos. Patricio quedó en su posición, como un artista que aportó muchísimo a la cultura y como una segunda voz extraordinaria.

¿Qué proyectos personales tiene pensados para el futuro?

“Tengo muchas cosas en mente. Antes de su muerte, con Patricio grabamos algunos de nuestros últimos temas. Hay algunas canciones que grabamos en un estudio y otras que veníamos cantando en recitales y que también fueron conservadas. Mi idea es rescatarlas para dejar grabado el último trabajo discográfico del Dúo Salteño. Otro de mis proyectos tiene que ver con una temática más personal. Escribí algunos temas que hablan de reivindicar la identidad del continente americano. En todos estos años de carrera fui testigo de muchos cambios que se dieron en nuestro país y en el mundo. Desde mi lugar, como artista, siento que puedo transmitir un mensaje positivo. Algunas cosas no se pueden cambiar, pero si se puede trabajar para humanizar a las personas a través del arte. Voy a juntarme con gente nueva, quiero hacerle un homenaje a Patricio con chicos que están estudiando su voz. No quiero caer en lo mío únicamente, sino sumar a otros músicos y poder dejar algo lindo.

¿Qué repertorio tiene preparado en su proyecto como solista?

De todo un poco, tengo temáticas del sur y también milongas. Voy a tratar de dar una imagen más gestual y rescatar todo lo que estoy escribiendo. Por ejemplo estoy componiendo un tema en honor a la Puna, que se llama, “La ronda del hilado”, que habla de las costumbres de las mujeres puneñas a la hora de trabajar en el hilar. También quiero acercarle a la gente el conocimiento de las fronteras con Brasil y Uruguay. La cultura africana, que se mantiene latente en nuestro país con la llegada de los nativos, se ve reflejada en un candombe. También estoy escribiendo muchas coplas. Mis composiciones son el reflejo de mis propias vivencias e inquietudes.

¿Cómo fueron estos cuarenta años con el Dúo Salteño?

Todo este tiempo fue muy duro para nosotros porque siempre recorrimos un camino alejado de lo comercial. Hicimos un trabajo de escuchar música y poesía, sin pensar en otra cosa, sin especular con nada. Siempre fue difícil pero la veníamos llevando muy bien porque nuestro mensaje estaba comprendido. Podíamos estar dos horas cantando en un recital y lograr que no se mueva un alma y eso a veces cuesta cuando existen otras urgencias.

Después de tanto esfuerzo, tarde o temprano, el reconocimiento llega. ¿Cuál fue la satisfacción más grande que le dejó el dúo?


El aprecio y el respeto de la gente. Cuando hace cuatro años con Patricio resolvimos volver fue para poner al Dúo Salteño en el lugar donde tenía que estar, es decir en la gente joven y en el público que nos sigue. Creo que lo logramos y estamos agradecidos.

¿Cómo ve a la gente joven del folclore?

Muy bien. Ahora más que nada se ve venir una corriente muy interesante de gente joven. Algunos son proyectos que con el tiempo van a madurar para quedar en la memoria, porque en realidad todo lo que estamos haciendo ahora es para que lo que venga sea mejor y tenga donde nutrirse. Pienso que hay que darle apertura a los jóvenes para sean libres de expresarse.

Su idea es justamente juntarse con algunos de ellos y darles un espacio...

Si, porque hay gente que está trabajando muy bien y produciendo cosas. Acá, en Salta, hay una base maravillosa, grandes antecedentes desde bandoneonistas, poetas y cantantes, que hay que salir a buscar. Fui amigo de artistas que hicieron todo de una manera espontánea como el “Cuchi” Leguizamón, Jaime y Juan Carlos Dávalos y Eduardo Falú, de los que aprendí mucho. Existen músicos que están prosiguiendo esas bases pero que muchas veces lo comercial los hace tomar otros rumbos.

El Dúo Salteño: armonía y poesía

 

El Dúo Salteño fue fundado en el año 1967 por “Chacho” Echenique (contratenor) y Patricio Jiménez (barítono), bajo la dirección musical de Gustavo “Cuchi” Leguizamón, adoptando una formación muy novedosa para la época: dos voces en contrapunto y dos guitarras inicialmente. Dos años más tarde fueron revelación del Festival de Cosquín, ganando el reconocimiento del público. En 1990 fueron reconocido por la Unesco con el Premio Tierra para el Desarrollo Cultural.

El grupo se separó en 1992, para regresar en 2005 con una serie de conciertos en diversas ciudades de Argentina y el mundo. El 20 de noviembre de 2009 fueron reconocidos por la Legislatura porteña como Personalidades Destacadas de la Cultura. La segunda voz del conjunto, Patricio Jiménez, falleció el 22 de noviembre de 2009, Día de la Música, en Salta.

 Entre las canciones más conocidas se encuentran “La pomeña”, “Elogio del viento”, “Zamba del laurel”, “La arenosa”, “Doña Ubenza”, “Zamba del silbador”, “Ronda para Teresa”, “Madurando sueños”, “Zamba de Juan Panadero”, “Vamos cambiando”.

{
}
{
}

Deja tu comentario “En estos años, el Dúo Salteño logró lo más importante, que fue llegar a la gente joven

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre