Avisar de contenido inadecuado

El Dúo Salteño en Buenos Aires: volver del silencio por Eduardo Aranibar

{
}

El Dúo Salteño en Buenos Aires: volver del silencio

La sala del teatro IFT de la calle Boulogne Sur Mer de Buenos Aires vivió dos noches emocionadas el viernes y ayer sábado. No era para menos: el Dúo Salteño, después de una ausencia que lastimó a sus seguidores por larga y silenciosa, volvió a actuar para su público, sediento del manantial de sus voces únicas.

El duende del querido "Cuchi" Leguizamón, entre bambalinas, asentía imaginariamente el esperado regreso de Chacho Echenique y Patricio Jiménez, al igual que el "Barba" Castilla, que miraba sin que nadie lo viera, "de sólo estar" nomás.

Sucede que cuando el dúo decidió -como por un encanto desencantado- dar fin a sus presentaciones en público, empezaron a cantar cada día mejor, como Gardel. Pero dejaron un vació tan inmenso, un baldío imposible de reconstruir. Sólo ellos pudieron llenar su propio espacio abandonado, agorafóbico. Quienes los  fueron a ver, a escuchar, oír, a lagrimear, a llevárselos del teatro IFT, sabían de qué se trataba el oficio de maestros filigraneros del canto de Chacho y Patricio . Con la sala llena de cómplice ternura, la gente cantaba bajito o imaginariamente "Madurando sueños", "La Pomeña", "Zamba de Vargas", "Merceditas" y distintos temas menos frecuentados de Armando Tejada Gómez y otros inmensos poetas salteños.

En suma, el Dúo Salteño decidió bajarse del bronce prematuro, volver del silencio y cantarle al maravilloso cariño de la gente. ¡En buena hora!

                                                                                   Texto y fotos de Eduardo Aranibar

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El Dúo Salteño en Buenos Aires: volver del silencio por Eduardo Aranibar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre